martes, 21 de agosto de 2012

Fuí a ver Chernobyl Diaries



Chernobyl Diaries o Terror en Chernobyl (traducción muy original) tiene los elementos suficientes para esperar a que salga en el cable y quedarme dormido en mi cama, mientras que la tele a todo volumen emite la mejor parte. (como me pasó anoche con Cowboys vs Aliens, un bodrio).

El peor síntoma de una película de terror es cuando notas que la sinopsis comienza con algo similar a: un grupo de jóvenes norteamericanos sale de vacaciones a un lugar solitario y potencialmente peligroso, pero excitante al mismo tiempo bla bla bla. ¿Suena familiar? en 10 segundos se me ocurren 10 películas de terror (3 clásicas) que comienzan igual.

Es un cliché desgastado, pero lo aceptamos, necesitamos un grupo de gente bonita para molerla a machetazos y un lugar donde pueda acechar el asesino. No me imagino a Jason en la Alameda con machete en mano y tarjeta BIP en la otra tomando micro.

Lo que realmente me ofende es la ausencia de neuronas de estos personajes, parecen salidos de una novela de Stephanie Meyer. Decisiones como “dividámonos”, “salgamos en medio de la oscuridad”, “enfrentémonos a esa cosa que se come a mis amigos”, “no le digamos a nadie a donde vamos” entre otras más me sacan roncha. Son estúpidas, El Viejo de la Bolsa te va a encontrar igual.


Sin embargo, esta película de terror la vi en el cine con mi loli, básicamente porque tiene dos elementos que me llaman la atención.

  1. Fue escrita por Oren Peli, novato director y escritor de cine de terror. Paranormal Activity me pareció un acierto en el género y te guste o no, marcó tendencia con una saga y un montón de copycats.
  2. Chernobyl. Post soviético, abandonado, desastre nuclear y mutaciones. ¡Lo mejor de todo es que es real! Este territorio accidentado da para todo: videojuegos, música, películas, libros, dramas y demases.

Al terminar de ver la película, googleé un rato y encontré un dato muy interesante, que lo compartiré al final del post. Así que veamos los pro y con de esta película:


No, no será la película de tu vida, pero al menos, creo que cumple con la mayoría de lo que promete. Soy muy benévolo con el cine de terror, es mi dificultad al criticar algo que amo. Por último, es ideal para una segunda cita, para asustar un poco a tu compañera de butaca.


Además de asustar a mi loli en el cine, descubrí que la inspiración de esta historia es Elena Filatova, fotógrada, poeta, reportera y motoquera de Ucrania de la cual publicaré en el próximo post. Por ahora les dejo una foto de ella en el Chernobyl de verdad:


1 comentario:

  1. Tienes razón el guión no es muy original, pues la historia de jóvenes norteamericanos perdidos en un lugar solitario no es nada novedoso, pero el productor Oren Peli le da un toque diferente, en la película Chernobyl Diaries, las locaciones son impresionantes, crean un ambiente de terror magnífico y la historia está muy bien contada.

    ResponderEliminar